WASHINGTON - El calor ha sido tan intenso este año en Estados Unidos, en especial en marzo, cuando las temperaturas máximas a nivel nacional consignadas en los registros literalmente no fueron rebasadas, sino rostizadas.

Los termómetros en los 48 estados meridionales estuvieron en marzo 8,6 grados arriba de lo normal y fueron seis grados más altas que el promedio para un primer trimestre, según cálculos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés).

Estas temperaturas rebasan por mucho los registros máximos antiguos.

La magnitud del alto nivel inusual de las temperaturas durante el año en Estados Unidos ha alarmado a algunos meteorólogos, quienes han emitido advertencias sobre el calentamiento global.

Un científico dijo que haciendo una comparación en cuanto a lo ocurrido con las temperaturas se podría hablar de un jugador de béisbol que ha consumido esteroides y ha hecho añicos todas sus marcas.

"Todo los expertos coinciden en este parecer de intranquilidad. Es extraño. No es bueno", dijo Jerry Meehl, investigador del clima y que se especializa en clima extremo en el Centro Nacional de Investigación Atmosférica en Boulder, Colorado. "Es un placer malo. Uno sale y disfruta este clima agradable de marzo, pero estamos conscientes de que no es algo bueno".

Pero no solo ha ocurrido en marzo.

"(El fenómeno de calor) ha durado varios meses", señaló Jake Crouch, científico del clima en el Centro Nacional de Información Climática -pertenenciente a la NOAA- en Ashville, Carolina del Norte.

Los meteorólogos afirman que una confluencia inusual de diversos patrones climáticos, como La Niña, fue la causa directa del inicio del calentamiento hasta 2012.

Aunque el calentamiento global no se puede atribuir a sucesos individuales, Crouch dijo que esto es como los extremos que se suponen se volverán más frecuentes debido a los cambios climáticos propiciados por el hombre con la quema de combustibles fósiles, como la hulla y el petróleo.

Es importante subrayar que este calor inusual de invierno es principalmente un fenómeno en América del Norte. Persiste el frío en gran parte del resto del hemisferio, dijo el meteorólogo del NOAA, Martin Hoerling.

La temperatura superó en el primer trimestre de 2012 en 1,4 grados la marca enero-marzo. Por lo general, las marcas eran rebasadas apenas por una o dos décimas de grado. Los registros de las temperaturas se remontan a 1895.