ALBUQUERQUE, N.M. - La Subsecretaria de Agricultura de Estados Unidos, Kathleen Merrigan, ve una especie de epidemia afectando a las granjas de todo el país. No se trata de los problemas ya conocidos, como una sequía, el aumento en el costo del combustible o insectos destruyendo los sembrados.

Es otro problema: los granjeros y rancheros del país cada vez son más viejos y cada vez son menos las personas con el deseo de remplazarlos.
New Mexico tiene el promedio más alto de edad de granjeros y rancheros en todos los estados, con 60 años de edad. En Arizona, Colorado y Texas, el promedio de edad de esos trabajadores es sólo un poco más baja.

U.S. Deputy Secretary of Agriculture Kathleen Merrigan speaks to a crowd of students and experts in Washington D.C.
U.S. Deputy Secretary of Agriculture Kathleen Merrigan speaks to a crowd of students and experts in Washington D.C. (AP)

En Colorado el promedio de edad de los granjeros y rancheros es 57, de acuerdo a información del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, en inglés).
A nivel nacional, los datos más recientes del censo que el sector de más rápido crecimiento entre los granjeros y los rancheros son aquellos de más de 65 años.

El USDA ha comenzado con el censo agrícola del 2012 y Merrigan teme que el promedio de edad de los trabajadores del campo será todavía mayor una vez que se compilen esos datos.

"Si no remplazamos a las personas trabajando en el campo, en poco tiempo estaremos en problemas", dijo Merrigan. "Tenemos un desafío, pero junto con el desafío también hay una oportunidad".


Advertisement

Merrigan, ex profesora universitaria, está visitando universidades en todo el país para animar a que más estudiantes se dediquen a carreras agrícolas. Estuvo en la Universidad de Colorado en Denver la semana pasada.

Además de tratar de remplazar a los cada vez más viejos rancheros y granjeros estadounidenses, Merrigan busca contrarrestar una reciente historia en un conocido blog en la que se dijo que la carrera de agricultura era el título "más inútil" de los títulos universitarios.
Tanto el gobierno federal como organizaciones agrícolas de todo el país han respondido a esa afirmación.

"No se puede haber dicho algo que sea tan escandalosamente incorrecto", dijo Merrigan. "Sabemos que no se están graduando suficientes estudiantes con títulos en agricultura como para llenar todas las vacantes agrícolas que ahora existen en Estados Unidos".

Y, según la funcionaria, debido al crecimiento de la población para el 2050 se necesitará un 70 por ciento más de producción de alimentos.

Matt Rush, director de la Oficina de Granjas y Ganado de New Mexico, asistió recientemente a una conferencia de jóvenes granjeros y rancheros en California, por lo que Rush también enfatizó la importancia de estudiar agricultura.

"Creo que esta es una edad de oro para la agricultura. La demanda global está en su punto más alto de la historia y los suministros en su punto más bajo", dijo Rush.
"Los costos se producción van a ser tan valiosos que la gente joven tendrá la oportunidad de involucrarse en la agricultura", indicó.

El envejecimiento de la mano de obra agrícola se viene detectando desde hace décadas. Del 2002 al 2007, el número de granjeros mayores de 65 años creció un 22 por ciento.

En New Mexico, el 37 por ciento de los granjeros tiene más de 65 años, el mayor porcentaje del país, seguido por Arizona, Texas, Mississippi y Oklahoma.

Además, por cada granjero de menos de 25 años en New Mexico, hay otros cinco mayores de 75 años, según estadísticas del Departamento de Agricultura.

USDA tiene programas que buscan desarrollar nuevos granjeros y rancheros y otros programas que fomentan el interés en los productos locales. En 2009 y 2010, esos proyectos, que se llevan a cabo en 40 estados, ayudaron a miles de personas a transformarse en nuevos rancheros y granjeros, dijo Merrigan.

La Coalición Nacional de Granjeros Jóvenes (NYFC, en inglés) busca cambios en las leyes estatales y federales para que sea más sencillo dedicarse a la agricultura.
Pat Woods, un granjero y ranchero de New Mexico, dijo que se debe modificar el sistema agrícola si se quieren ver cambios.

Woods comenzó a trabajar en el campo cuando tenía poco más de 20 años.
Ahora tiene 62 y está preparando a su hijo para hacerse cargo de la granja de la familia.

"Estoy haciendo todo lo posible para esa sucesión", dijo Woods.
"Delego las decisiones en mi hijo. Él debe aprender lo que significa decidir todos los días cómo alimentar al ganado o cómo labrar la tierra, o si hay que reparar o no un tractor, o temas similares. Lo ayudo cada vez que lo necesita, pero mucho de eso lo tiene que hacer él solo para aprenderlo".

Sin importar la edad, Woods dijo que dedicarse a ser granjero o ranchero requiere determinación.

Ryan Best tiene esa determinación y su misión es similar a la de Merrigan.

Best, de 21 años, es el presidente de Futuros Granjeros de Estados Unidos (FFA, en inglés). Vive "en una maleta", porque viaja por todo el país para visitar escuelas secundarias invitando a los estudiantes a dedicarse a la agricultura. Este año estará viajando durante 310 días con un recorrido estimado en 125.000 millas.

Best espera que su mensaje, que esta es una nueva época en la agricultura, atraiga a suficientes jóvenes como para revertir las estadísticas antes mencionadas.

"Nunca antes han habido tantas innovaciones en tecnología como las que ahora existen y que han llevado a la agricultura en este país a ser la más eficiente que jamás se haya visto", dijo Best. "Hay un lugar para todos los interesados".