LOS ANGELES—A John C. Reilly le costó trabajo convertirse en "Ralph, El Demoledor" ("Wreck-It Ralph").

El actor de 47 años, nominado a un Oscar por "Chicago" (2002), al principio no quería el trabajo: tenía cierto recelo por el alcance del proyecto y el proceso para realizar una película animada.

"Oí que hacer cintas animadas era para los actores una experiencia solitaria y extraña", dijo Reilly. "Entras, lees tus líneas y después reaccionas ante las frases que ya grabaron otros y nunca estás en la misma sala a la vez y quizá llegas conocer a los actores en el estreno".

También le habían dicho que las películas animadas estaban hechas por un grupo en vez de tener la visión de un director que guiaba el proyecto y los personajes animados que le habían ofrecido antes llegaron sin un guion completo.

"Era algo que no me sonaba para nada interesante. Parecía como trabajar en un armazón vacío", dijo.

Pero su experiencia fue totalmente diferente. Reilly fue a juntas para escribir el guion, conoció a los animadores para crear la imagen de su personaje y trabajó con sus compañeros del elenco original de voces: Jack McBrayer, Jane Lynch y Sarah Silverman.

"Improvisamos mucho", dijo. "Me encantó, totalmente".

El actor hizo estudios de movimiento con el equipo de animación, que incorporó los gestos y movimientos de Reilly al alto y corpulento Ralph, quien además tiene unas manos enormes.

"Me decían: 'Así se levanta de una silla, es como un proceso con ocho pasos, como un elefante que se levanta del suelo'", relató el actor, quien se sintió identificado con el personaje, "especialmente en los gestos secundarios, como pellizcarse granitos y esas cosas".

"Cada gesto y expresión que hacen los personajes en una película animada implica cientos de horas, si no miles, de trabajo de muchas personas", dijo Reilly. "Así que me gustó mucho que se hayan comprometido a hacer esas pequeñas cosas para completar realmente al personaje de una manera tan detallada".

El equipo de producción apreció las contribuciones de Reilly tanto que el actor tiene un crédito especial en la historia.

"Se convirtió en un trabajo soñado", dijo el actor. "Estoy muy contento de haberme tomado el tiempo para encontrar el proyecto animado correcto porque se convirtió en algo que me enorgullece y le puse mucho corazón".

———

Sandy Cohen está en Twitter como http://www.twitter.com/APSandy