LOS ANGELES—Un fotógrafo sensacionalista fue arrollado por un auto al atravesar corriendo una calle tras fotografiar el Ferrari de Justin Bieber cuando el auto del cantante fue detenido junto a una autopista de Los Angeles, informó la policía el miércoles.

Bieber no se encontraba en el auto en el momento del hecho. El cantante dijo después que dedicaba sus oraciones a la familia del fotógrafo de 29 años, quien fue declarado muerto en un hospital poco después del accidente ocurrido la tarde del martes.

El nombre del fotógrafo no fue revelado pues la policía aún debía notificar a sus familiares.

"Esperamos que esta tragedia inspire una legislación contundente y los pasos que sean necesarios para proteger las vidas y la seguridad de las celebridades, los policías y las personas que inocentemente están en los lugares donde ocurren estos incidentes, así como los mismos fotógrafos", dijo Bieber en un comunicado publicado por Island Def Jam Music Group.

Hace unos seis meses, otro profesional de la fotografía fue acusado de conducir imprudentemente y de violar una ley de California de 2010 que aumentaba las sanciones para aquellos que manejan peligrosamente al intentar tomar fotografías con fines de lucro.

Sin embargo, un juez desestimó los cargos contra el fotógrafo, argumentando que la ley violaba la Primera Enmienda constitucional, que protege la libertad de expresión.

En el accidente del martes un amigo de Bieber iba al volante del Ferrari, registrado a nombre del cantante, cuando un oficial de la Patrulla de Caminos de California lo detuvo por exceso de velocidad sobre la autopista interestatal 405, según las autoridades.

"Evidentemente el fotógrafo había estado siguiendo al Ferrari" y cuando lo detuvieron estacionó su auto y cruzó la vía para tomar fotos, dijo el detective de la policía Charles Walton.

El fotógrafo se paró sobre una valla baja de la autopista para fotografiar el auto del cantante por encima de una malla metálica, según las autoridades.

"El agente le dijo varias veces que no estaba seguro ahí y que regresara a su vehículo", dijo Walton.

Después de que el oficial emitió la infracción y el Ferrari se marchó, el fotógrafo comenzó a correr para cruzar la calle hacia su auto cuando lo atropelló un Toyota Highlander, dijo Walton.

La conductora del Toyota, una mujer de Los Angeles de 69 años, llevaba a dos nietos pequeños en el asiento trasero.

De momento no estaba claro a qué velocidad iba. El fotógrafo fue arrojado a unos 9 metros (30 pies) del cofre del auto, dijo Walton.

"El parabrisas se rompió y había cristales en todo el asiento del frente", aunque no había sangre, dijo Walton.

La conductora estaba conmocionada tras el accidente. Ella y sus nietos fueron llevados por su esposo.

No se consideraba que la conductora tuviera la culpa del accidente y es poco probable que fuera sancionada, dijo la policía

"No había aceras en la calle y no había un espacio para que un peatón pudiera cruzar, no había razones para esperar que hubiera un peatón", dijo Walton.

La vía también estaba obscura y curva, agregó.

"Habría sido muy difícil que ella lo viera", dijo el oficial.

No estaba claro de momento si el fotógrafo trabajaba por honorarios o si tenía un contrato de tiempo completo, aunque tenía equipo y una cámara costosa y estaba relacionado con una agencia de fotografía, dijo Walton.

En el accidente anterior, el fotógrafo Paul Raef fue acusado en julio de conducir imprudentemente y también de violar la ley contra paparazzi que establece una pena máxima de seis meses en prisión y una multa de 2.500 dólares. 

Las autoridades dijeron que Raef fue arrestado después de que Bieber fuera perseguido cuando iba otro auto en la carretera interestatal 101 con una velocidad mayor a los 120 kilómetros (80 millas) por hora.

El juez de la Corte Superior de Los Angeles Thomas Rubinson desestimó los cargos de la ley contra paparazzi.

La ley se creó por la experiencia de Jennifer Aniston, quien relató a un legislador que no podía avanzar en su auto cuando la rodeó un grupo de paparazzi en la autopista Pacific Coast.