CARTAGENA DE INDIAS, Colombia—Con más de 38 conciertos organizados en escenarios de ensueño y la música italiana de los siglos XIV y XVIII en lo más alto de las tarimas, terminó el domingo la séptima versión del Festival Internacional de Música de la ciudad costera de Cartagena.

Durante nueve días, miles de personas asistieron a los eventos organizados en la capital turística del atlántico colombiano y en los municipios cercanos de Turbaco y San Juan de Nepomuceno. Ello lo ilustra, por ejemplo, la asistencia de unos 2.000 amantes del arte que se agolparon para ver y escuchar al afamado grupo napolitano de folk italiano La Nuova Compagnia Di Canto Popolare.

La fundadora del Festival, Julia Salvi, dijo en entrevista con The Associated Press que lo más valioso del espectáculo cultural fue la oportunidad de acercar al ciudadano del común con la música culta.

También destacó que instrumentistas de la talla del francés Xavier de Maistre (arpista), el italiano Alessandro Cappone (violinista) y el estadounidense Marcy Rosen (violonchelista) hayan impartido clases a 36 estudiantes de música provenientes de diferentes zonas de Colombia.

Para Santiago Cañon, de 17 años y considerado el mejor intérprete de violonchelo en Colombia, el Festival de Cartagena es una catapulta inigualable para los nuevos talentos artísticos.

"La experiencia siempre es muy bonita. Estar en Cartagena y tener mi propio recital en la serie latinoamericana fue para mí lo más importante, pues este festival está lleno de grandes artistas", detalló del joven colombiano.