WASHINGTON—La primera dama Michelle Obama acompañó a su esposo en la ceremonia inaugural de su segundo periodo presidencial con un abrigo y un vestido azul marino de Thom Browne.

El conjunto de seda a cuadros estaba inspirado en una corbata de caballero y fue diseñado especialmente para la esposa del presidente Barack Obama, pero Browne dijo que no estaba 100% seguro de que la primera dama lo iba a usar hasta que apareció usándolo el día de la ceremonia.

"Estoy orgulloso y agradecido", dijo el diseñador.

La primera dama complementó su conjunto con un collar de J. Crew, diseñado por Cathy Waterman, y un suéter de Reed Krakoff, marca del conjunto que usó para la ceremonia privada de juramentación del presidente el domingo.

El presidente eligió una corbata azul y una camisa blanca, con un traje y un abrigo obscuro.

Malia portó un abrigo color ciruela de J.Crew con un vestido azul eléctrico y una bufanda color vino, mientras que su hermana menor Sasha usó un abrigo y un vestido morado de Kate Spade.

"Es un honor que Sasha Obama haya elegido a Kate Spade", dijo en un correo electrónico a The Associated Press la directora creativa de la empresa Deborah Lloyd. "Ella representa el optimismo joven y el espíritu colorido de la marca. Estamos muy orgullosos de ser parte de este momento histórico".

Jenna Lyons, directora creativa de J. Crew, dijo que "es un gran orgullo para todos nosotros" ser parte de la celebración, al igual que lo fue la marca en 2009 cuando las chicas usaron vestidos para niña de CrewCuts.

"Es increíble ver la evolución de la familia. Me encanta cómo se ve Michelle. Se ve hermosa en algo tan sencillo y con tal confección. Es una elección muy elegante", dijo Lyons. "Todos se ven tan sofisticados, se puede ver cómo han crecido las niñas en cuatro años, y siguen igual de alegres, pero más sofisticadas".

La señora Obama ha elegido a Browne para otras ocasiones especiales, incluyendo un vestido gris con una capa superior de encaje negro en uno de los debates presidenciales del año pasado, y a mediados de 2012 lo reconoció en los Premios Nacionales de Diseño Cooper-Hewitt del Instituto Smithsonian por su contribución a la moda.

Browne ha creado su reputación con ropa para caballeros muy moderna, pero lanzó su línea para damas hace dos años. El lunes se encontraba en París terminando las presentaciones de su colección de otoño para caballeros. La idea de usar tela de corbata para el vestido de la primera dama se le ocurrió porque estaba diseñando esas prendas de caballero, según explicó.

"Quería algo de 'sastrería' para ella. Para mí ella representa fortaleza y confianza y eso era lo que quería diseñar para ella", dijo.

Simon Collins, decano de moda en la Nueva Escuela de Diseño Parsons en Nueva York, dijo que los Obama siguieron su estilo de moda, uno que demuestra orgullo.

"Son una pareja con mucho estilo y sus hijas se ven fabulosas. Hay demasiada gente que se viste de colores obscuros", dijo. "Ellos nos demuestran que es bueno arreglarse y sentirse orgulloso de cómo se ve uno... es un ejemplo magnífico para Estados Unidos y el resto del mundo".

Collins agregó que los Obama parecen entender que la industria de la moda es una fuerza importante en la economía estadounidense y que su influencia política es poderosa. No tratan la moda de forma frívola, señaló.

Pero el decano dijo que estaba un poco sorprendido de que la gente no le prestara atención al guardarropa del presidente y bromeó al decir que debería intentar usar uno de los famosos trajes cortos de Browne, que dejan los tobillos al descubierto.

Tras las celebraciones inaugurales, el vestido y los accesorios de la primera dama serán albergados en los Archivos Nacionales.

———

Samantha Critchell está en Twitter como (at)AP—Fashion y (at)Sam—Critchell.