PARIS—Por tradición el vestido de novia ha sido el broche de oro para los desfiles de moda de los diseñadores del mundo.

El martes, el diseñador de Chanel Karl Lagerfeld rompió esquemas al enviar por la pasarela a dos modelos vestidas de novia tomadas de la mano, demostrando su apoyo a la legalización del matrimonio gay en Francia.

El diseñador hizo su declaración en un desfile en el Grand Palais de París en el que también participó su pequeño sobrino, quien acompañó a las novias en la pasarela.

El presidente Francois Hollande planea legalizar el matrimonio gay y permitir que parejas del mismo sexo adopten y conciban hijos. Pero no todos en Francia están de acuerdo con esto. El 13 de enero cientos de miles de personas marcharon en París para oponerse a la ley.

Cuando le preguntaron a Lagerfeld si su representación de una pareja gay en la alta costura era una expresión de apoyo el matrimonio homosexual en Francia, el diseñador respondió:

"Por supuesto que sí".

"Ni siquiera entiendo el debate. Desde 1904 (en Francia) la iglesia y el estado han estado separados", dijo el diseñador nacido en Alemania a The Associated Press, y agregó que la gente que considera que el matrimonio es una unión religiosa sagrada puede seguir esa tradición en sus iglesias, templos, sinagogas y mezquitas, pero que todas las religiones deberían tolerar el matrimonio gay.

Sin embargo, acotó que se opone a que las parejas del mismo sexo tengan hijos por medio de inseminación artificial.