BEIJING—Para satisfacer a los censores chinos, la película de Hollywood "Cloud Atlas" fue sometida a una edición que le retiró casi 40 minutos —escenas de amor entre parejas gay y heterosexuales— para el público chino, a pesar de que el público de la nación asiática está cada vez más inconforme con la censura.

La cinta, que se estrenó el martes en Beijing y en su alfombra roja estuvo presente el actor Hugo Weaving y la china Zhou Xun, comenzará a presentarse en cines chinos a partir del jueves. Los socios de los cineastas recortaron la versión estadounidense de 172 minutos para dejarla en 134 tras quitarle las partes "apasionadas".

"La versión de 172 minutos puede ser descargada en internet... Estoy seguro de que algunas personas preferirán eso a ir al cine", dijo el cinéfilo Kong Kong, de 27 años, quien vive en Shanghai.

Los chinos se expresan cada vez más abiertamente, en especial en las redes sociales, quejándose sobre la censura de películas extranjeras y nacionales así como de las noticias, desprovistas en gran parte de elementos que podrían hacer quedar mal a China.

Las censuras a la película "Skyfall" de James Bond, que se estrenó en China el lunes, llevaron a que la gente pidiera que se revise el sistema de censura.

"¿Incluso estas películas están siendo censuradas? ¿Por qué?", escribió Wei Xinhong, subdirector del Buró de Literatura y Publicaciones de Arte en su página en Weibo, el equivalente chino de Twitter. "¿En qué tipo de época vivimos? Siguen queriendo controlar la mente de la gente".

Xinhong dijo que se sintió confundido después de ver la versión china de la película de James Bond, que retiró una escena en la que un matón francés asesina a un guardia de seguridad chino y también cambió los subtítulos de la conversación de Bond con la guapa Severine en el territorio chino de Macao sobre su pasado como prostituta, para convertirlos en una mención a su relación con la mafia.

Ante la censura, los creadores de "Cloud Atlas" dicen estar seguros que la película mantuvo su "integridad" a pesar de tener 38 minutos menos.

El productor ejecutivo Philip Lee dijo el jueves que los cineastas sabían que tendrían que "cumplir con los requisitos de la censura", para que la película se presentara en China. Agregó que no había visto la versión editada que se presentará en China, pero estaba seguro de que la distribuidora china, Dreams of Dragon Pictures, hizo los cambios correctos.

"Confiamos plenamente en nuestra socia Dreams of the Dragon Pictures", dijo Lee. "Han sido extraordinariamente colaboradores y nos han ayudado mucho. Estoy seguro de que protegerán la integridad de los cineastas, nuestra creatividad y nuestra visión".

Una representante de Dreams of the Dragon Pictures rechazó opinar al respecto. The Associated Press intentó establecer contacto con la Administración de Radio Cine y Televisión de China, pero no se obtuvo respuesta.

———

Los periodistas de The Associated Press Fu Ting en Shanghai y Flora Ji en Beijing contribuyeron a este despacho.