LAS VEGAS—Julio César Chávez Jr. fue suspendido por nueve meses y multado 900.000 dólares por arrojar positivo a marihuana en un control antidopaje luego de su pelea del año pasado contra el argentino Sergio "Maravilla" Martínez.

La Comisión Atlética de Nevada impuso el castigo el jueves.

El púgil mexicano de 27 años, hijo del famoso boxeador del mismo nombre, dio positivo en septiembre luego de sufrir su primer revés como profesional. La multa de 900.000 dólares representa 30% de los tres millones que recibió por su combate contra el argentino.

Chávez, que habló por teléfono desde México, dijo por medio de un traductor que lamentaba sus acciones y que había consumido la droga para combatir el estrés ocho o nueve días antes de la pelea con Martínez.

"Sé que cometí un gran error. Fue un error", le dijo Chávez a los cinco comisionados. "Decepcioné a mucha gente".

La comisión pudo haberlo suspendido por un año y quitarle todo el dinero.

Sin embargo, su abogado, Donald Campbell, pidió clemencia, argumentando que la marihuana no es una droga que mejore el rendimiento. Dijo además que Chávez merecía crédito por admitir que había usado la droga.

"Me gustaría pelear en cuanto pueda", dijo Chávez. "Pero estoy dispuesto a aceptar cualquier cosa que ustedes decidan, porque, como dije, cometí un error, y estoy dispuesto a aceptar mi castigo".

El resultado del análisis de Chávez fue revelado el 15 de septiembre poco después de su dramática derrota contra Martínez ante 19.000 personas. Chávez ya había sido multado 20.000 dólares y suspendido por tiempo indeterminado por el Consejo Mundial de Boxeo, cuyo cinturón perdió ante el argentino.

Los comisionaros estuvieron divididos en torno al castigo, votando 3-2 por la suspensión.

Tras la audiencia, Donaldson dijo que la penalización era "excesiva" y señaló que hablaría con su cliente sobre la posibilidad de apelarla.

En el 2009, Chávez arrojó positivo de otra sustancia prohibida tras su combate con Troy Rowland en Las Vegas. En esa ocasión fue suspendido por siete meses por la comisión de Nevada.

Chávez fue arrestado por cargos de conducir un vehículo en estado de ebriedad el año pasado en Los Angeles, y pasó trabajos para hacer el peso para un combate titular en febrero del año pasado contra Marco Antonio Rubio en San Antonio, Texas.

En una reunión en enero, los comisionados preguntaron por qué Chávez no había viajado a Nevada para una audiencia disciplinaria. Campbell alegó que el ex campeón mundial del peso mediano no obtuvo visa para viajar.