GUADALAJARA, México—Ignacio López Tarso recibió el jueves un doctorado honoris causa por parte de la Universidad de Guadalajara.

El reconocimiento para el actor mexicano, de 88 años, fue otorgado por sus 65 años de trayectoria, en los que suma aproximadamente 50 películas y un centenar de obras de teatro entre sus créditos.

"Presumo de haber nacido actor. Presumo de no tener que haber hurgado dentro de mí mismo para saber cuál era mi vocación. Yo nací con la vocación de actor. No tuve que buscarla", dijo un deleitado López Tarso.

En cambio, el actor lamentó que exista tanta gente trabajando en algo que no le gusta.

"En lugar de que su trabajo sea un deleite y un placer, como ha sido mi trabajo en el cine, en el teatro, en la televisión— para gozarlo, para disfrutarlo, para divertirme en él—, hay mucha gente que sufre terriblemente en el trabajo que hace diariamente", señaló el protagonista de la clásica mexicana "Macario", de Roberto Gavaldón, nominada al Oscar a la mejor película extranjera en 1961.

En la ceremonia realizada en el marco de la 28ª edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara, estuvo presente Iván Trujillo Bolio, director de la muestra cinematográfica, quien junto a los asistentes atestiguó la emoción del histrión.


Advertisement

"Espero no conmoverme demasiado, pero para mí significa muchísimo recibir esta medalla, es un gran honor y qué bueno que haya sido en Guadalajara, porque aquí hice mi (educación) primaria", dijo López Tarso, mientras que agregó que además de su primera escuela, Guadalajara le dio a su primera novia, la hija del panadero de su barrio.

Entre otros créditos del actor ganador del Ariel en 1973 y del Ariel de Oro en 2007 destacan: "Nazarín" (1959) de Luis Buñuel, "La sombra del Caudillo" (1960) de Julio Bracho, "El gallo de oro" (1964) de Gavaldón, "Pedro Páramo" (1967) de Carlos Velo, y "Los albañiles" (1976) de Jorge Fons.