MEXICO—Las primeras imágenes en televisión del hombre llegando a la Luna marcaron a Sarah Brightman para siempre.

En 1969, cuando tenía 8 años de edad, la famosa soprano británica quedó conmovida con la hazaña que le demostró que los seres humanos pueden alcanzar sus sueños, por imposibles que parezcan.

Brightman jamás imaginó que años después tendría la oportunidad de viajar a donde llegó la tripulación estadounidense del Apolo 11, y que su onceavo álbum, "Dreamchaser", estaría inspirado por el espacio exterior.

"Cuando supe que podía ser un pasajero en un viaje orbital, me empecé a llenar de ideas, de libertad, de fuerza y me dio una nueva energía como músico", dijo Brightman el jueves, durante una conferencia de prensa realizada en la Ciudad de México donde promovía su nuevo trabajo discográfico editado por Universal Music.

"Una vez que empecé a explorar el tema del universo, de las estrellas y los planetas, encontré una especie de metáfora con las emociones que todos sentimos y también con la manera de cómo se genera ese sentido de expansión", agregó Brightman.


Advertisement

Tras superar una serie de pruebas físicas y mentales, la soprano fue aprobada para realizar un viaje a la Estación Espacial Internacional en 2015, donde estará acompañada de un comandante ruso y un segundo turista a bordo de una cápsula Soyuz.

Las cápsulas Soyuz son la única forma de llegar a la estación espacial que hay ahora, pues la NASA jubiló sus transbordadores espaciales en 2011.

Brightman contó que la primera vez que le propusieron ser una cosmonauta rechazó la invitación. "La verdad me daba mucho miedo porque la primera parte del viaje de preparación es un examen médico profundo y no sabía si quería saber qué me deparaba el destino, cómo se encontraba mi cuerpo. De alguna forma es saber qué pasará con tu cuerpo en el futuro", dijo.

Después de mucho reflexionar y superar sus miedos, Brightman aceptó emprender el viaje, el cual, reveló, será pagado en parte por ella, mientras que el resto del dinero será donado por patrocinadores. La británica no dio cifras sobre el costo de esta aventura por el espacio exterior.

La intérprete y actriz también dijo que pasará una segunda temporada en Star City, el centro de entrenamiento para los cosmonautas de Rusia, donde ha participado ya en diversas pruebas físicas y mentales que van desde una máquina centrífuga, hasta una silla voladora que vigila el ritmo cardiaco de los usuarios.

La soprano, quien también funge como embajadora de la UNESCO, señaló que le gustaría cantar desde el espacio exterior y que ya ha preguntado a otros cosmonautas si eso es posible. "Al entrar en diferentes usos horarios en la Tierra, y tener la posibilidad de ver 16 amaneceres, me gustaría conectarme con músicos y coros de niños en la Tierra, mientras que yo canto desde el espacio".

Brightman, que alcanzó la fama hace dos décadas como protagonista del musical "El Fantasma de la Ópera" y que ha vendido más de 30 millones de discos, iniciará la gira mundial que apoyará el lanzamiento de "Dreamchaser" el 14 de junio en la ciudad china de Taipéi para luego realizar una serie de presentaciones en Estados Unidos, Canadá y Latinoamérica durante el segundo semestre de 2013.

"Dreamchaser World Tour" llegará a la Arena Ciudad de México el 13 de noviembre, tras su paso por otras ciudades del interior de México, como Tampico, Monterrey, Puebla y Guadalajara.