NUEVA ORLEANS—Mezclados entre las notas de jazz, cajún, blues y zydeco que surgen de los escenarios, se distinguen cantos y tambores de tribus amerindias que acompañan a bailarines ataviados con coloridas plumas y accesorios.

Los amerindios de Luisiana han tenido representación desde hace tiempo en el Festival Herencia y Jazz de Nueva Orleáns, pero este es el primer año que el enfoque en la cultura indígena se ha expandido para incluir tribus de otras partes de Estados Unidos, así como de Canadá y América Latina.

En el centro del festival se encuentra una "villa" improvisada con un tipi, una choza de palma y una fogata donde los expositores preparan comida indígena tradicional, como arroz con calabacín y sémola de maíz con nuez.

La villa también se llena con música, tambores festivos y bailes, y presenta actos de la cantante Pura Fe, el flautista Robert Mirabel y otros.

Cerca de 50 naciones están representadas en el festival 2013, que se extiende hasta el domingo.

"El principal propósito es mostrar la diversidad de la cultura amerindia", dijo Halcón Gris Perkins, nativo de Nueva Orleáns de ascendencia tribal choctaw y humas.

El jueves, la lluvia intermitente no pareció molestar al público. Mientras caía un chaparrón, la cantante de Nueva Orleáns Mia Borders interpretó "Mississippi Rising", mientras cargaba una guitarra eléctrica.

Borders se tomó un momento en el escenario para dedicar la canción a su pueblo natal y expresar su emoción por su debut en el festival.

"¡Lo hice, mamá!", gritó ante la multitud.

Varios actos de artistas amerindios están programados no sólo para la villa, sino también para los escenarios principales del festival.

Es una oportunidad para mostrar que la música amerindia tiene su lugar en la música comercial, dijo Perkins.

"Aquí en el Festival de Jazz tienes la oportunidad de oír a los amerindios, y luego ir a otro escenario y decir '¡guau!, escuché eso en la zona amerindia, escuché el mismo ritmo'", dijo Perkins, cuya banda se presentará el domingo.

——

El periodista de The Associated Press Chevel Johnson contribuyó a este despacho.