LOS ANGELES—La madre de Michael Jackson estaba el jueves en una corte mientras un detective declaró que ella le dijo que la familia trató de ayudar al cantante con su aparente problema de adicción a los analgésicos.

Pero el detective Orlando Martínez relató que Katherine Jackson le dijo que su hijo rechazó la ayuda y además negó tener un problema con los medicamentos.

El testimonio fue cuestionado por abogados de la empresa promotora de conciertos AEG Live LLC, que fue demandada por Katherine Jackson por negligencia en la muerte del artista.

Martínez, quien asumió la investigación del fallecimiento de Michael Jackson el 25 de junio de 2009, indicó que primero entrevistó a la madre en el hospital. Pero seis meses después decidió regresar con ella y verificar "algunas cosas respecto de reuniones familiares sobre adicción". Declaró que fue entonces que ella le contó sobre varios intentos de la familia para lograr que Jackson buscara rehabilitación.

"La señora Jackson dijo que la familia trató de ayudarlo, pero él no quería nada con eso", dijo Martínez. "Ella preguntó a Michael si estaba tomando alguna droga y él lo negó".

Martínez indicó que Katherine Jackson le dijo que ella creía que su hijo estaba tomando medicamentos para el dolor de espalda y que posiblemente era adicto.

"¿Qué le dijo la señora Jackson?", preguntó Marvin Putnam, abogado de AEG.


Advertisement

"La familia intentó varias intervenciones", dijo el testigo. "Ella misma tuvo que hablar con su hijo sobre los medicamentos".

La mujer indicó que los esfuerzos no dieron resultados, indicó Martínez, porque "él negó tener algún problema".

Katherine Jackson también dijo al detective que la primera vez que vio al médico Conrad Murray fue en el hospital el día que murió su hijo. Murray fue condenado por homicidio involuntario después de dar el anestésico propofol a la estrella del pop. También se encontraron frascos de analgésicos en la habitación del cantante.

Martínez declaró que también entrevistó a Prince, el hijo de Jackson, en el hospital. Pero sus notas escritas sobre esa entrevista no se autorizaron como evidencia porque la entrevista no fue grabada.