Con el año escolar encima, es hora de pensar qué hay para almorzar. Prepararlo en casa para llevarlo a la escuela es bastante económico, pero una dieta regular de sándwiches se vuelve aburrida, por no hablar de que todas esas porciones de carbohidratos refinados no proporcionan la energía necesaria para darte fuerzas durante una larga jornada escolar.

Así que aquí está una alternativa al típico sándwich: coloridos rollos de proteínas/vegetales ligeros y sustanciosos. Me inspiré en los rollos de sushi, pero reemplacé el arroz con quinoa, y el pescado con pavo.
A estas alturas, la mayoría de la gente ha oído hablar de la quinoa, una semilla ancestral parecida a un grano. No sólo es rica en proteínas, sino que además está libre de gluten y es una magnífica fuente de variados nutrientes, incluida la fibra.

Otra de sus cualidades es que se cocina rápido. La quinoa más común es la blanca, pero con toda libertad puedes sustituirla por negra o roja en esta receta (aunque el resultado final no sea tan atractivo al ojo).

Asegúrate de revisar el dorso del paquete para asegurarte de que la quinoa ha sido prelavada. Si no es así, enjuágala bien tú misma antes de cocinarla. De lo contrario puede saber amarga.

Este rollo para el almuerzo está formado por una doble capa de pechuga de pavo en rebanadas, lo cual asegura que no se va a desmoronar. Un roast beef magro funciona igual, si es más tu estilo. Lo he rellenado con zanahorias y pimiento rojo, pero cualquier vegetal cortado en tiras finas sirve igual. De igual forma, puedes sustituir la espinaca que yo sugiero con la lechuga de tu preferencia. Esta receta es muy versátil.


Advertisement

Rollos de quinoa

Tiempo total de preparación: 45 minutos (20 de trabajo)
Rinde para 4 rollos
1/2 taza de consomé de pollo bajo en sodio
1/4 taza de quinoa
1 cucharada sopera de jugo de limón
1 cucharada sopera de aceite de oliva extra virgen
8 rebanadas tipo deli (unas 8 onzas) de pavo fresco o ahumado
3 cucharadas soperas más 2 cucharaditas de mayonesa ligera
1 taza (media onza) de espinaca tipo baby
1/2 pimiento rojo, sin el centro y cortado en tiritas de 1/8 de pulgada de ancho
1 zanahoria pequeña, cortada en tiras de 1/8 de ancho

Cómo se hacen

En una olla pequeña, pon a hervir el consomé. Agrega la quinoa, haz que vuelva a hervir, cúbrela y cocina a fuego mediano hasta que la quinoa haya absorbido todo el consomé, alrededor de 12 minutos. Retira del fuego, agrega el jugo de limón y el aceite de oliva, y revuelve suavemente con un tenedor. Cúbrela y déjala reposar por 15 minutos. Déjala enfriar a temperatura ambiente antes de formar los rollos.

En una tabla de cortar, extiende cuatro rebanadas de pavo. Cubre cada una con una segunda rebanada de pavo para formar una capa doble. Unta dos cucharaditas de mayonesa sobre cada doble capa, después cubre la mayonesa con un cuarto de la espinaca. Vierte un cuarto de la quinoa sobre la espinaca, y espárcela dejando media pulgada libre en los bordes.

Coloca varias tiras de pimiento rojo y zanahoria a lo largo de la parte media del rollo hacia abajo.

Comenzando con el lado más corto de cada montoncito de pavo, enróllalo bien apretado para esconder bien el relleno. Corta cada rollo a lo largo para formar cuatro discos y coloca los rollos con la parte cortada hacia arriba, en un contenedor de almuerzo.